Las 10 reglas Harold para fomentar la cooperación

Las 10 reglas Harold para fomentar la cooperación
Jul

29

2018

Las 10 reglas Harold para fomentar la cooperación

¿En qué consiste un Harold?

Harold es un entrenamiento de improvisación para actores de teatro que se utiliza igualmente para entrenar la habilidad de la oratoria en el mundo empresarial. Su creador  fue Del Close, autor, improvisador, escritor y profesor, considerado una de las grandes referencias del teatro de improvisación moderno. Fue maestro de actores de la talla de Bill Murray, Mike Myers o Dan Aykroyd entre otros.

Fue él quien creó la técnica Harold a finales de los años 70 mientras formaba parte de uno de los mejores grupos de improvisación del momento, The Comittee. Buscaban unir en un único formato todos los juegos, escenas y herramientas que utilizaban de manera aislada. Lograron crear este entrenamiento completo. Si quieres saber más de Harold puedes hacer link aquí.

Lo más interesante de Harold son las reglas que Del Close ideó para su correcto desarrollo y que son estas:

Todos somos actores de reparto

Controla siempre tus impulsos

Nunca intervengas en una escena a menos que se te necesite.

Saca de apuros a los demás actores, no te preocupes por la pieza.

Tu principal responsabilidad es apoyar a los demás

Trabaja siempre con los cinco sentidos.

Nunca subestimes a la audiencia ni seas condescendiente con ella

No cuentes chistes

Confía. Confía en que tus compañeros van a ayudarte; confía en que podrán con ello cuando les pases una carga pesada; confía en ti.

Evita hacer juicios sobre lo que ocurre, más allá de si hace falta un empujón, cuál sería el mejor modo de seguir o qué aporte imaginativo podrías hacer si se te requiriera.

Escucha

Si te fijas bien, todas las reglas persiguen un objetivo claro: Fomentar la cooperación conteniendo el impulso egocentrista de ser el centro de atención.

La Upright Citizens Brigade(UCB), compañía de teatro de improvisación muy reconocida internacionalmente se caracteriza por entender el Harold como un deporte donde existen entrenadores en lugar de directores y no se ensaya sino que se practica y se entrena.

El Harold se convierte en una suerte de estimulación del cerebro grupal de un equipo donde la interconexión y la vulnerabilidad son los pilares sobre los que se construye la performance final.

Inspirándonos en el mundo de las artes escénicas podemos transferir con suma facilidad estas reglas a cualquier otro sector, sea el que sea, donde estas reglas resuenan con la misma fuerza con la que fueron creadas por Del Close.

  1. Muy buen post sobre algunas de las ventajas de la improvisación teatral en el trabajo. Yo practico la improvisación teatral y estoy en una compañía y la verdad es que desde que empecé me enamoró y he notado múltiples mejoras para hablar en público, trabajar en equipo e incluso liderar equipos. Te animo a investigar más en la improvisación teatral y en varios de sus formatos y ejercicios (como bien dices no se ensaya sino que se entrena) para aplicarlas a tu trabajo y a fomentar talentos. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios de alvaromerino.com

Responsable: Álvaro Merino | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.