El Factor H

El Factor H
Jun

19

2016

El Factor H

Esta semana con el post de Pulgada a Pulgada te quiero acercar algunas reflexiones que Fernando Botella nos regala en su último libro El Factor H. Un libro directo, didáctico, sencillo y muy fresco, que reflexiona sobre el liderazgo. Tanto se ha escrito sobre el liderazgo y tan poco se saca en claro que se agradece un libro al que no le sobra nada y deja muchas reflexiones sobre la cotidianeidad de liderar.

Seguro que no son las más importantes y posiblemente Fernando destacaría otras, pero estas reflexiones que comparto contigo son las que más me han llegado en las dos primeras lecturas que he hecho del libro.

Respetando el estilo de frases cortas que bien podrían ser tweets, comparto mis favoritas:

Educar es amar + provocar

Educación y libertad viajan juntas

El líder es un provocador de conflictos. Con ello consigue en el equipo posibilitar la inteligencia colectiva, cuestionar y actualizar el talento, mejorar la toma de decisiones, provocar pensamiento crítico y facilitar el aprendizaje.

Conocerás a un equipo por la capacidad que tenga de provocar, atender, resolver, aprender y salir de un conflicto.

Generosidad también es solicitar lo que uno necesita para si mismo. Pedir es un acto de generosidad.

Liderar de forma eficaz se alimenta de una suma equilibrada de exigencia y afecto.

El esfuerzo repetido en el tiempo es a lo que llamamos sacrificio. Mantener el esfuerzo en el tiempo es aprender a esperar la recompensa.

Un líder no gestiona personas, sino las tareas que hacen esas personas.

El feedback es siempre un viaje al futuro.

Los líderes deben premiar el fracaso excelente. Al igual que hay éxitos mediocres hay fracasos mediocres.

Los líderes resilientes tienen dos capacidades básicas: La de atender al presente bajo el estado de adversidad a la vez que no pierden la mirada y el deseo de un futuro esperanzador, mejor.

Cualquier proceso transformacional requiere de voluntad, disciplina y humildad.

La imaginación es lo que verdaderamente nos diferencia del mundo animal.

Dijo Einstein: “No tengo ningún talento especial, solo soy apasionadamente curioso”

Cuando el deseo se une con una vigorosa determinación por el hacer, a la que llamamos voluntad, y se alinea con el esfuerzo repetido en el tiempo, a lo que llamamos disciplina, es cuando se logra catalizar ese poder creativo necesario para convertir en realidad una idea y para el logro de los objetivos deseados.

Al éxito se llega por el camino del acierto y del error. Las personas que evitan el fracaso también evitan el éxito porque son dos caras de la misma moneda. El secreto está en la capacidad de autocritica para aceptarlos y agilidad de respuesta para rectificarlos, y ambas son cualidades que se manifiestan en la humildad.

El éxito de una transformación personal u organizacional radica en dos factores: Sencillez y acción.

Cuando la exigencia se poner al servicio de la excelencia se genera un aprendizaje continuo. Cuando se pone al servicio del perfeccionismo se convierte en un generador de estrés, de angustia, de preocupación desmedida y mantenida en el tiempo.

El futuro es incierto pero no impredecible, ni nos impide intervenir sobre él. Crear futuro significa poder intervenir en el camino que nos dirige hacia él.

Decir que no podemos predecir el futuro es una excusa para no sentirnos responsables de actuar sobre su propia creación.

Y podría seguir escribiendo muchas más pero no quiero hacer spoiler del libro. Os recomiendo que lo compréis y lo leáis con entusiasmo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios de alvaromerino.com

Responsable: Álvaro Merino | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Comentarios antes de comentar.